lunes, 14 de agosto de 2017

Reseña del libro: "Mi amigo libro"

Quienes gustamos de los libros, lo expresamos de varias maneras. Primero, hablamos sobre libros, escribimos de ellos, tenemos varios en casa. Algunos los llevan consigo a todos lados, y así se pueden ver subrayados, con las hojas dobladas para marcar una hoja, doblados en la mitad para meterlos en bolsillos o mochilas, manchados con café y otros alimentos. Esto manifiesta la evidencia del paso del tiempo y la historia de ese libro junto a su dueño. Otros los cuidan al máximo, solo les leen en casa, usan marca páginas y no la boleta del supermercado, y generalmente exceptuando a algunas personas, no los prestan porque pueden estropearse, o peor, no volver nunca a sus dueños. Los niños en su mayoría son de los primer tipo, y se pueden sumar a la primera descripción, muchos rayones, mordeduras, páginas rotas, manchas de comida, etcétera. Pero la buena noticia es que siempre hay un recurso para mantener en buena forma nuestros libros, y la publicación a la que se refiere esta reseña, nos muestra a través de una historia como podemos hacerlo.
Lo primero que nos llama la atención de Mi amigo libro (originalmente llamado Jacket y que se refiere a la camisa de los libros), que es la misma sobrecubierta que tiene unos orificios para que el libro pueda mostrar que tiene ojos. Al sumergirnos en la historia ya sabremos porque este libro nos está mirando.
En el relato el protagonista es Libro, de aspecto simple pero de tapas resistentes y que alberga el deseo de querer ser amado. Intenta lograrlo, haciendo lo posible para ser el preferido entre muchos otros ejemplares, de tapas coloridas o publicaciones destacadas con premios y que son llevados por los niños en la librería donde habita. Luego de pasar un tiempo con ese afán es elegido por una niña que lo hace su amigo y lo lleva siempre con ella. Al fin Libro siente que ha cumplido su sueño, hasta que se da cuenta que la niña tiene otro mejor amigo, un perro muy desordenado, juguetón y torpe, un caos total, pero cariñoso y suave, entregándole a la pequeña días llenos de aventuras. Y ahí comienzan los problemas para Libro, porque se siente abandonado por su dueña cuando es distraída por el perro Natillas y sus travesuras.
La historia es sencilla, y al dar vuelta las primeras páginas se predice el final, pero es ahí que con sorpresa notamos que estamos ante un libro distinto, que implicará la realización de una acción para terminar la historia, que en realidad no termina, porque nos invita a seguir con otro libro. Es un libro que invita a los niños a ver de otra manera los libros, les invita a cuidarlos, a mantenerlos en el tiempo, a quererlos.
Interior libro "Mi amigo Libro" - Blackiebooks
La escritora Kirsten Hall, cuenta en una entrevista, que un día comprando en una feria, su hijo le pregunta que si había que mantener o no la camisa de un libro nuevo, y frente a elaborar una respuesta, se le ocurrió hablarle a su editora, la idea de Mi amigo Libro. Luego le propusieron a la ilustradora Dasha Tolstikova, para la cual este es su primer libro, que con imágenes muy espontáneas narrara las emociones de los protagonistas, la niña, el perro y Libro.
Las ilustraciones realizadas con acuarelas y lápices de colores, evocan a los dibujos infantiles, con una pintura irregular y colores en bloque, entregándole énfasis a las acciones mas que a los entornos, con desordenados trazos y contraste cromático, los cuales le dan energía y encanto a un sencillo relato. A veces pareciera que la niña es la que dibuja  la historia de su amigo Libro, pero no es una propuesta simplista, sino que Tolstikova utiliza diversos recursos de los libros álbum, desde la doble página, la secuencia sin viñetas y gráficos explicativos. El uso del color está ligado a las emociones, así como los trazos a las personalidad de cada personaje. Un ejemplo es como las líneas y el delineado para representar a Libro son rectas y ordenadas, y para Natillas es un caos de rayas de lápices grises, que simula el movimiento lúdico y constante del cachorro.
Junto a todo lo anterior, la gráfica de su portada y la intención que esconde su sobrecubierta, nos entrega una propuesta distinta a la mayoría de los libros de tapa dura para niños. Y siendo contingente con el conflicto actual de los libros de papel v/s libros digitales, nos refuerza el encanto y cercanía de lo que significa que continúen los libros de siempre.
¿Un libro puede ser el mejor amigo de una niña o niño? Claro que si, porque en su interior  podemos encontrar emociones, aventuras, podemos compartirlos, leerlos en todo horario, en cualquier estación del año, los podemos llevar de viaje o dejarlos en la mesa del velador, podemos encontrar, conocimiento, desafíos, plantearnos preguntas, nos hacen resurgir sentimientos que podemos revivir cada vez que los leemos, abrimos u hojeamos. Además cada vez que volteamos las páginas tienen un sonido que calma, es como un silencio, una pausa, tan necesaria en estos días. Esto, si bien es cierto, no lo cuenta esta historia, pero es la esencia de la misma, al otorgarle la característica de que un libro tiene sentimientos y emociones.
Por lo mismo el año el año 2014, fue considerado por el New York Times como el mejor libro ilustrado del año.

Título: Mi amigo Libro
Autores (texto e ilustración): Kristen Hall y Dasha Tolstikova
Formato: Cartoné, 48 pp, 20,5x 25 cm.
Editorial Blackiebooks, 2016.
___________________________________________________________

July Macuada, diseñadora de formación, artista de vocación. Ha tenido una destacada participación en la ilustración de libros y la realización de talleres. Algunos de los libros ilustrados son: "El espejo mágico", "La pasa encantada", "Los espejitos del Japón" y "Duerme niño duerme", este último recibiendo diversos reconocimientos y premios. Conoce más de su trabajo en https://www.julymacuada.cl/

No hay comentarios:

Publicar un comentario