lunes, 28 de agosto de 2017

Reseña del libro: "Es tu turno, Adrián"

´
EL TURNO DE LA EMOCIÓN
Este libro me ha sorprendido, su propuesta gráfica es arriesgada e interesante, su historia está contada desde la melancolía, la imaginación, la soledad, como un grito silencioso, como los que quiere dar Adrián cuando le piden leer en clases. Ojalá hubiesen más proyectos como los que nos entregan la ilustradora Kristin Lidström y la escritora Helena Öberg, ojalá sean más y muchos más a los que se arriesguen. Desde hace un tiempo que al mirar las estanterías de las librerías veo mucho de lo mismo, desde los títulos de las publicaciones hasta las portadas, todas inundadas de belleza o preciosismo, son todos lindos y atractivos, con mucho colorido, personajes simpáticos. Pero a veces y muchas veces, se quedan en eso nada más y no digo que sea algo erróneo  sino que a veces quiero algo distinto, que me sorprenda  y este libro es así.
  Primero llama la atención su título, Es tu turno, Adrián, generalmente leemos en libros para niños nombres como El mundo de Adrián o Adrián y Niebla, pero en esta ocasión el título está inteligentemente puesto, porque efectivamente cuando llega el  turno de Adrián, se desencadena en la historia el caos o finalmente la felicidad. Segundo, su portada; es un niño mirando puesto de revés y una perrita, que nos hace percibir que no fue un error de impresión, con una gráfica colorida de trazos fuertes, de trazos nerviosos, y colores que rondan la desaturación y el contraste. No es usual ver portadas donde el protagonista es de difícil reconocimiento, no estamos acostumbrados a ver las cosas al revés. Siguiendo con el juego del contraste  al abrir sus guardas pasamos a ver qué están casi todas las ilustraciones en grafitos sobre papel, con tipografía imprenta manuscrita y con dibujos llenos de detalles, como si fuesen bocetos de un cómic sin entintar, casi sin texto, con muy pocos globos de diálogo que van intercalados con dobles páginas de vigorosas ilustraciones a todo color con mezcla de técnicas desde el lápiz de color, lo digital y plumones.
Interior de Es tu turno, Adrián, material promocional de editorial Ekaré.
  ¿De qué se trata esto? me pregunté cuando lo abrí. Ahí parte el encanto y la bienvenida al alma de Adrián a tan disonante mundo como la primera impresión de esta publicación, pero que a medida que avanza en la historia, se vuelve todo muy coherente, realista y mágico al mismo tiempo, cómo es la vida. Este libro se trata de cómo viven algunos niños cierta etapa escolar.
  Adrián es un niño tímido, soporta el mundo del colegio plagado de preadolescentes sarcásticos acudiendo solamente al recurso de su imaginación. Sueña con estar en un circo, y su diversión solitaria es dar vueltas en el aire, hacer volteretas y ver el mundo al revés, porque también es un poco así su mundo familiar, su madre trabaja de día y su padre de noche, es solitario y no logra hacer amigos, y su mayor temor es cuando le piden leer en voz alta en clases, tanto que  le retumba el corazón de vergüenza y no logra articular palabra. Así transcurren sus días, acosado por el bullying hasta que llega Niebla una perrita solitaria. Ahí todo cambia y Adrián ya no se siente más solo, pero no es el final de la historia, de pronto da un vuelco drástico y luego culmina con un final esperanzador, no solo para el protagonista, sino que para un nuevo personaje, que tiene otra historia de soledad.
Interior de Es tu turno, Adrián, material promocional de editorial Ekaré.
  La narración esta realizada en primera persona, sin embargo no todo los detalles los entendemos por escrito, si no que tenemos que dedicarnos a leer las imágenes, que la ilustradora nos presenta con detalles en cada viñeta que relatan acerca del ambiente escolar y del contexto psicológico que vive Adrián y al momento de sus emociones se observan  imágenes a todo color con trazos orgánicos, espontáneos y más minimalistas, que se desvinculan de lo minucioso y detallista anterior. Es un tipo de ilustración que apela a nuestro criterio de discriminar la observación de las imágenes por su relevancia en las emociones que presenta. Está narrado en tres capítulos que dan a entender los cambios en la vida del protagonista hacia una transformación esperanzadora.
  “Es tu turno Adrián” es una breve novela gráfica para todo tipo de público excepto para niños muy pequeños, quizás con un mediador de por medio y puede ser también una introducción a novelas más largas. Los temas que se abordan en esta publicación están más que vistos en la literatura infantil y juvenil; como es la melancolía, la soledad, los personajes solitarios del mundo, la amistad, el bullying. Sin embargo estas dos autoras presentan una forma que se percibe mucho más profunda que un texto que sea de tipo  moralista. Es así como todos los personajes se nos clavan en el alma en su soledad en su  desarraigo y en la esperanza que tiene cada uno de una compañía; una presencia de un otro similar. Para no sentirse tan solo. Para estar más feliz.
Es una edición de tapa dura, impreso sobre páginas con acabado mate.  Originario de Suecia  fue editado en español por ediciones Ekaré. En el 2015 Es tu turno Adrián obtuvo la nominación al August Prize.

  Podría seguir hablando de lo que sigo encontrando cada vez que vuelvo a este libro, pero quiero que lean la historia y sobre todo que se detengan a leer como cada imagen nos traslada a un lugar que puede ser cualquiera que conozcamos, y observar, sentir las emociones y sentimientos de quienes lo pueblan. Este libro emociona.

Título: Es tu turno, Adrián
Autores (texto e ilustración): Helena Öberg y Kristin Lidström
Formato: Cartoné, 68 pp, 16,5x 22,5 cm.
Editorial Ekaré, 2017
___________________________________________________________

July Macuada, diseñadora de formación, artista de vocación. Ha tenido una destacada participación en la ilustración de libros y la realización de talleres. Algunos de los libros ilustrados son: "El espejo mágico", "La pasa encantada", "Los espejitos del Japón" y "Duerme niño duerme", este último recibiendo diversos reconocimientos y premios. Conoce más de su trabajo en https://www.julymacuada.cl/

No hay comentarios:

Publicar un comentario