jueves, 16 de noviembre de 2017

Reseña del libro: "Látigo de cien colas"



El nombre de Fernando Krahn podría conocerse más en el ámbito de las artes y el diseño, y estar en la memoria colectiva de todos nosotros. Lamentablemente no es así, y uno de los tantos méritos de esta publicación es que le coloca en el presente, porque su obra es tan contemporánea como si estuviera ilustrando en la actualidad. Todo un artista chileno, pero que ejerció fuera de estos límites, trabajando para Estados Unidos y Europa en las décadas del setenta y ochenta, viviendo muchos años en Barcelona donde se editó por primera vez Látigo de cien colas en 1988.
Krahn tiene una importante labor como ilustrador en prensa tanto en el humor con un acercamiento a lo poético, como en la ilustración infantil junto a su esposa, la escritora María de la Luz Uribe. También fue diseñador de escenografía teatral y realizó animaciones, con una muy extensa e interesante obra que es necesaria revisitar. Grafito Ediciones toma esta labor y reedita esta publicación, con la diferencia que restó los textos que originalmente fueron escritos por Joan Brossa, y solo mantuvo las potentes imágenes de Krahn que hablan por si mismas.
Es desafiante publicar un libro sin palabras que oficialmente las tenía, pero este libro logra sortear esa prueba. Se requiere una gran capacidad de narrativa visual para comunicar efectivamente y en las imágenes de Krahn se puede observar con deleite cada detalle, cada intención, cada personaje, cada ambiente, y pareciera que los protagonistas de las escenas estuvieran en un dialogo constante, presente, terrible, y angustiante. No estamos presentes ante una película de terror, sino ante una simbolizada realidad que es más monstruosa que la ficción. Y Krahn lo presenta sin tapujos, sin color, sin esperanzas, ni empatías, un mundo de poder, lujo, política y estructuras sociales .
En Látigo de cien colas, tenemos una galería de bestias humanas en todos en sus ambientes, sus casonas, sus calles apocalípticas, sus fiestas, sus sinsentido, sus vanidosas estampas, sus monstruosas esencias. Krahn nos trae a la memoria a los personajes de Goya y El Bosco, en su oscuridad, en su vacío, en su perversidad. Deteniéndose en cada una de las imágenes, no son los rostros de cada individuo la monstruosidad imperante en las escenas, sino que son los gestos de vanidad, de desprecio, las posturas de ostentación de poder. Me imagino que habría sentido Krahn al dibujarlos, si una desagradable misión o una forma de expresar su desazón ante los acontecimientos que ocurren aún, en el mundo gobernados por estos especímenes.

Interior del libro Látigo de cien colas, Grafito Ediciones 2017.
Con esta galería monstruosa nos ocurren dos cosas, o rechazamos las imágenes por los desagradable rostros, o dejamos la primera impresión y nos sumergimos en una deliciosa muestra de virtuosismo que nos plantea una ácida crítica social. Pareciera que de cierta forma conocemos a cada uno de estos monstruos, los vemos en el diario, en revistas de papel couché, en la televisión, en las noticias, y nos cabe preguntarnos y darnos cuenta que lo terrible habita con nosotros, y que no estamos haciendo nada para que dejen de aparecer, multiplicarse, escondidos en sus casonas, fuera de los límites de nuestros barrios, embriagándose en sus fiestas, embriagándose en el poder de sus burocracias, en su redes de manejar la nueva esclavitud.
El libro cuenta con dos prólogos, uno escrito por el poeta Armando Uribe que nos da cuenta de la publicación como una profecía y una representación de los pecados capitales, y el escrito por Claudio Aguilera, investigador especializado en historia de la ilustración e historieta chilena, que nos contextualiza el tiempo del nacimiento de los dibujos hasta su publicación como libro y las diferentes aristas y anécdotas que implicó una creación de esa naturaleza, tal como la exhibición de estas ilustraciones en un revista de los ochenta, pero con la censura a las que aludían a la vestimenta militar, porque “podrían interpretarse mal” en plena dictadura. También nos cita palabras del propio autor y de diversos intelectuales para acercarnos al mundo de Krahn y su conceptualización y sentido de la obra expuesta.
Los dibujos están realizados en grafito sobre papel blanco, cada página está intercalada con una hoja contrastando con el color negro, simula como una galería de arte ante la cual observamos  retratos y simulan fotografías de un cotidiano, una galería oscura un álbum familiar del terror.  El gramaje de las hojas, el papel sin estucado y la encuadernación de tapa dura, también nos refuerza la densidad del tema.
Se agradece esta reedición, tanto porque el nombre de Krahn se merece ser reconocido en el ambiente de la ilustración y el editorial. Su legado es importantísimo, sobre todo con el peso intelectual que rondaba su obra, no solo es un virtuoso, sino que nos hace reflexionar, preguntarnos y remecer sobre todo las tibias aguas de la ilustración chilena, necesitamos más  de estos artistas ilustradores y estas publicaciones, no nos quedemos en solo la estética de lo bello y lo posible, la imposibilidad de estas imágenes es mas real de lo que vemos en cualquier vitrina de los medios.

Título: Látigo de cien colas
Autores (texto e ilustración): Fernando Krahn
Formato: Cartoné, 80 pp, 18 x 24 cm.
Grafito Ediciones, 2017
___________________________________________________________
July Macuada, diseñadora de formación, artista de vocación. Ha tenido una destacada participación en la ilustración de libros y la realización de talleres. Algunos de los libros ilustrados son: "El espejo mágico", "La pasa encantada", "Los espejitos del Japón" y "Duerme niño duerme", este último recibiendo diversos reconocimientos y premios. Conoce más de su trabajo en https://www.julymacuada.cl/

sábado, 21 de octubre de 2017

ILUSTRACIÓN E HISTORIETA CHILENA en FILSA 2017

Tenemos el agrado de contarles que nuevamente este año contaremos con un stand de varias editoriales independientes dedicadas a la ilustración e historieta chilena en FILSA 2017 (Feria Internacional del Libro de Santiago).


EDITORIALES PARTICIPANTES (por orden alfabético)
-Acción cómics
-Anfibia Ediciones
-Arcano IV
-Ariete Producciones
-Cafuné
-Calcetines animados
-Caleuche / Cosmic
-Catacumba
-Dogitia
-Feroces Editores
-Fibra Creativa
-FIC Ediciones
-Galvarino
-Interiordía
-Karin Pipa
-Nautacolecciones
-Pánico Ediciones
-Pascualina
-Piedrangular
-Vasalisa
-Velero
-Visceral


EDITORIALES INVITADAS
-Petroglifo

-Visuales

ACTIVIDADES PÚBLICO EN GENERAL
-VIERNES 27 DE OCTUBRE
15:45 hrs.: ¿Cómo se hace una revista? - con Dannaé Álvarez, Claudio Rocco y Francisca Cárcamo - Pánico Ediciones
18:15 hrs.: ¿Cómo se hace una historieta? - Con Claudio Rocco - Pánico Ediciones
19:00 a 20:30 hrs: Firma de Escalas y 4 Esquinas con Claudio Rocco

-SÁBADO 28 DE OCTUBRE
14:30 hrs.: La historieta chilena del 2017 - con Carlos Reyes.
15:45 hrs.: Panel SDCC 2017 - con Germán Adriazola, Abel Elizondo, Fyto Manga y Francisca Cárcamo - Visuales, Visceral, Fyto Manga y Pánico Ediciones
18:00 hrs a 20:30 hrs: Firma de Germán Adriazola, Fyto Manga y Abel Elizondo.

-DOMINGO 29 DE OCTUBRE
15:00 a 16:30 hrs: Firma de El sueño de la máquina con Martín Cáceres.
16:30 a 18:00 hrs: Firma de El gran guarén Claudio Álvarez.
18:30 hrs.: Presentación Planner pinta y colorea tu semana - con Camila León - Vasalisa
19:30 a 21:00 hrs: Firma de Planner pinta y colorea tu semana con Camila León.

-MIÉRCOLES 01 DE NOVIEMBRE:
16:00 hrs.: Presentación los libros de Chilito - con Marcelo Contreras - Fibra Creativa
17:00 a 18:30 hrs: Firma de Chilito con Marcelo Contreras.
17:15 hrs.: Presentación Ariete - con Germán Valenzuela - Ariete Producciones
18:30 a 20:00 hrs.: Firma de La senda del errante con Germán Valenzuela

-SÁBADO 04 DE NOVIEMBRE:
15:00 a 16:30 hrs.: Firma de Calcetín con papa y Abandona toda esperanza con Gaiquel.
16:30 a 18:00 hrs: Firma de Galvarino con Sebastián Castro.
18:00 a 19:30 hrs.: Firma de Sátira política en Chile con Moisés Hasson.

-DOMINGO 05 DE NOVIEMBRE:
15:00 a 16:30 hrs.: Firma Volumen Negro con Nelson Dániel.
16:30 a 18:00 hrs: Firma Agenda Pascualina, con Francisca Solar y Miguel Ferrada.
18:00 a 19:30 hrs.: Firma Mateo sin risas y Me pasa a veces con Verónica Rodríguez.

-MARTES 7 DE NOVIEMBRE:

16:00 a 20:00 hrs: Firma de Franko y Justo una espada contra el imperio junto a su autor Angel Bernier.

-MIÉRCOLES 8 DE NOVIEMBRE:
16:00 a 20:00 hrs: Dibujo en vivo con Abel Elizondo

-VIERNES 10 DE NOVIEMBRE:
16:45 hrs.: Presentación calcetines animados - con Tamara Reyes - Calcetines animados
17:45 a 19:00 hrs: Firma de Corina la Gallina submarina con Tamara Reyes
18:00 hrs.: Presentación Neftalí es Pablo - con Patricia Casanueva - Cafuné
19:00 a 20:30 hrs.: Firma de Neftalí es Pablo Patricia Casanueva

-SÁBADO 11 DE NOVIEMBRE:
12:00 hrs.: Presentación historieta histórica - Pedro Prado 
15:00 hrs: Lanzamiento Alegría y Sofía 6 - con Daniela Thiers - Visuales
17:30hrs.: Lanzamiento de El imposible mono místico - con Sebastián Garrido - Piedrangular
18:30 a 20:00 hrs.: Firma de El imposible mono místico con Sebastián Garrido.

-DOMINGO 12 DE NOVIEMBRE:
15:30 a 17:00 hrs.: Firma Dichos chilenos ilustrados con Karin Pipa.

A continuación, las invitaciones a las charlas y presentaciones que se realizarán a público general. Imprimiendo o presentando en digital esta invitación podrás acceder gratis a la feria.














¡TE ESPERAMOS!
___________________________________________________________
Francisca Cárcamo Rojas (Santiago, 1987), es editora y librera de Pánico Ediciones, y creadora de la revista Marcapáginas. Se ha desempeñado como autora e ilustradora de historietas y libros infantiles, donde destacan "Chile en Viñetas", "Mandamientos de Mentira" y "Perros patipati perros", además de desarrollar su carrera en el área educativa. Twitter: @panchulei




viernes, 13 de octubre de 2017

Reseña del libro: "Una niña hecha de libros"


El reconocido ilustrador y autor de libros para niños y niñas Oliver Jeffers, se une al diseñador Sam Winston, para llevarnos a través de una historia con miles de historias dentro de sus breves páginas. Se trata de Una niña hecha de libros y podríamos decir que éste libro álbum, está realizado por un ilustrador, un diseñador y mas de 20 escritores.
La narración está realizada a partir de un monólogo de una niña que llega desde un océano de palabras hacia una ciudad, e invita a un niño a acompañarla a través de las historias. Al pasar las páginas podemos ver que lo que ella cuenta a su amigo mientras recorren el mundo, está relacionado con fragmentos de una historia de los libros clásicos, citas de Rapunzel, La isla del tesoro, Pinocho, canciones de cuna y más. Las citas funcionan como una meta relato, es decir el texto habla más allá de la propia historia, escapándose a otro contexto y haciendo referencia a otros autores. Se produce entonces la dinámica que al tener un niño o niña este libro en sus manos, de estar también siendo cautivados por los personajes y las palabras de siglos, de maravillosa literatura, esa inolvidable que leyeron nuestros padres y abuelos, esas historias que también fueron parte de nuestra infancia. A partir de estos textos los protagonistas viajan por ese mundo lleno de bosques encantados, lugares misteriosos, montañas empinadas y nubes acogedoras de sueños. La niña no llega al azar, sino que con la misión de preguntarnos y pedirnos que no la olvidemos porque el mundo actual da prioridad a otras cosas y a la inmediatez. El humor y la ironía están presentes en el texto de un diario simbolizado como las cosas serias e importantes, aludiendo a las empresas e instituciones . En la dedicatoria que comienza el libro, Jeffers cita a M. Rukeyser: “no estamos hechos de átomos, sino de historias”, y es una excelente adelanto de lo que nos damos cuenta en este libro, esas historias clásicas son parte nuestra, tanto como de nuestras células.
Interior del libro Una niña hecha de libros, FCE 2017.
Reconocemos el estilo de Jeffers: en su estilo minimalista, con trazos de dibujo en tinta e incorporación de elementos en fotografía, como hojas amarillas por el tiempo y libros viejos de empaste de un color de tapas duras y letras con folia dorada, similar a lo que había realizado en su anterior trabajo El increíble niño come libros. Pero en esta ocasión recurre a las herramientas digitales para unir su gráfica junto a la expertíz del diseño tipográfico de Winston, que se incorpora muy bien a los trazos ordenados de Jeffers. Winston con maestría utiliza las letras imprenta y trozos de texto como si fuera una línea de dibujo, y podemos apreciar que con ellas se pueden crear desde océanos hasta monstruos.
Es interesante como estos dos artistas nos acercan a la literatura y a los libros con gran masas de texto, a partir de un libro álbum, un tipo de formato que es muy popular pero muy criticado por algunos por su forma de contar una historia, ya que esta relacionado con la unión de dos códigos como es la palabra y la imagen para ser comprendida, y no por el canon establecido de solo palabras, por lo que creen muchos que la literatura está de baja popularidad entre los niños, porque se piensa que al ser seducidos por la imagen se quedan en este recurso y les da pereza leer más. Pienso que de cierta forma este homenaje es para invitarnos a reflexionar que esos libros de muchas páginas, detalladas escenas y profundos personajes no deben ser olvidada porque es la base y lo principal de nuestras propias infancias que nos estimulan la imaginación de mundos fantásticos.

El juego tipográfico de Winston también nos permite un acercamiento lúdico porque para leer los textos podemos hacerlo ladeando la cabeza o girando el objeto. Cada fragmento calza perfecto con la acción de los protagonistas, tanto en su forma que delicadamente está calculada por el diseño de los bloques de textos, como su contenido y nos deja la inquietud y el deseo de ir corriendo a la biblioteca abrir uno de esos ejemplares y continuar leyendo esas aventuras, como la búsqueda de un tesoro, de irnos volando con Wendy en Peter Pan o encontrarnos con los curiosos habitantes de un país maravilloso.
El formato de libro de tapa dura con páginas en papel hilado y con una cromática minimalista con preferencia por el negro, es otro homenaje. Jeffers usa tinta con tintero para sus dibujos, elemento esencial de los antiguos escritores para dejar impresas las invenciones de esos relatos que viven siempre en mundo de la literatura infantil.

Es un homenaje a los clásicos, a las palabras, a las letras.  Este libro nos invita a dejarnos llevar de viaje por la literatura resignificada en una niña que está hecha, no solo de palabras, sino de la imaginación de cientos de autores, que crearon historias para que los de este mundo no agoten nunca su posibilidad de imaginar.

Título: Una niña hecha de libros
Autores (texto e ilustración): Oliver Jeffers y Sam Winston
Formato: Cartoné, 40 pp, 25 x 26cm.
Fondo de Cultura Económica, 2017
___________________________________________________________
July Macuada, diseñadora de formación, artista de vocación. Ha tenido una destacada participación en la ilustración de libros y la realización de talleres. Algunos de los libros ilustrados son: "El espejo mágico", "La pasa encantada", "Los espejitos del Japón" y "Duerme niño duerme", este último recibiendo diversos reconocimientos y premios. Conoce más de su trabajo en https://www.julymacuada.cl/